domingo, 23 de agosto de 2015

De Vuelta

Acabo de pasar unos estupendos días mirándome el lunar.  Me explico.  Tengo un lunar en la muñeca izquierda que normalmente tapa la esfera del reloj.  No hay nada que me haga más feliz que ver ese lunar, por lo que ello conlleva evidentemente ya que no es especialmente bonito.
He pasado estos días mirándome el lunar junto al mar, en un pueblito pesquero, pequeño y sencillo.  Apartada de mi vida normal, con el móvil apagado o en silencio, conectando al máximo con la naturaleza que me rodeaba y disfrutando de su belleza.  He olvidado mis propuestas y objetivos dejandome llevar por el curso natural de los días y el vaivén de las olas.  Cultivando el exquisito arte de no hacer nada... ese arte que casi no practico y que tan necesario es. 
Ha sido así, de la manera mas tonta como he descubierto algunas cosas, aunque quizás sería más acertado decir que he recordado.
He descubierto que necesito pasar tiempo al aire libre.  He recordado cuanto me nutre y fortalece el contacto con la naturaleza.
Que las ocho horas que duermo en las vacaciones las necesito todo el año.
He aprendido que si permanezco en calma, como cuando escucho el mar o el sonido del viento entre los pinos, puedo distinguir entre mil voces la voz de mi alma.  He entendido que si le doy la oportunidad a mi alma de manifestarse me dirá que debo hacer.  Porque en el fondo de mi ser se lo que necesito en cada momento.
Así que he vuelto pletórica, haciendome una firme promesa:  Potenciar de todas las maneras posibles la conexión con mi ser interior, buscándome.  No dejando que la vorágine diaria se coma mi alma nunca más.



Después de estas breves pero reponedoras vacaciones vuelvo al ataque.  He de confesar que la tarea que me queda por delante me asusta un poco.  Son tantos los aspectos a abordar que no se por donde empezar.  Como creo que los cimientos del bienestar empiezan con la salud, con el fortalecimiento del cuerpo y la mente, tomare como punto de partida la nutrición.  Mientras trabajo en ello seguiré contándote otras cosas y buscándome amiga, buscándome. 

2 comentarios:

  1. Calma.. aunque la tarea es ardua, irás pasito a pasito.. así que respeta esa parte también y de a poco el camino se irá allanando! Besos mi Crisa querida!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los animos y por pasarte por aqui Lunita!!

    ResponderEliminar