domingo, 9 de agosto de 2015

Mar

El sonido del mar me acuna
su brisa me acaricia
el olor a marisma me envuelve...

Mis ojos cansados encuentran paz y equilibrio en el horizonte...  
Limpio, nítido, azul, siempre azul...
Clavada queda mi mirada a ese horizonte hasta que muere el sol

De noche el ir y venir de las olas me inspiran sueños 
Sueños de espumas y caracolas... sueños fetales en los que me sumerjo...
Jugueteando, feliz, plena. 

2 comentarios:

  1. Poco a poco tu luz nos acerca un poco más a ti. Precioso poema Cris!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Mi querida Lunaroja, estas vacaciones junto al mar me estan sentando de maravilla... este mar se merecia unas palabritas. Ya sabes que yo en estas lides no me manejo tan bien como tu, pero resulta liberador dejarse llevar lapiz en mano.
      Un abrazo amiga!!

      Eliminar